Reseña de "Los cuerpos magnéticos"~

Conocí a Pepper el verano pasado en Wattpad, cuando me dejó varios comentarios muy bonitos en El abrazo de Apolo. Luego hizo lo mismo en La lengua de Eros y cuando quise darme cuenta comprendí que acababa de conocer a una de las personas que mejor conoce mis obras. Sin embargo, fue al leer Los cuerpos magnéticos cuando me confesó que la historia de Séptimo Adamsen le había impactado significativamente.



Pepper y yo no nos conocemos en persona pues él vive al otro lado del Atlántico, pero su calidad humana hace de él el lector que cualquier escritor/a que se precie quisiera tener para sentir que toda su obra ha merecido la pena ser escrita, olvidar/relativizar/minimizar los sinsabores del camino y ser consciente de que han tocado el corazón de una persona que está a miles de kilómetros.

Os pego aquí parte de la reseña y os invito a leerla entera en su página de Wattpad, AQUÍ.


Esta es una pequeña reseña muy personal, llevo meses intentando escribir algo profesional, pero, por desgracia mi corazón se acelera y mis emociones salen a relucir dejándome como simple fan ante tanta belleza.

La historia empieza en el año de 1893 en Copenhague Dinamarca,Séptimo, personaje principal de esta novela histórica, nos relata sus vivencias desde su infancia/pubertad hasta su vida adulta. El descubrimiento de sus preferencias sexuales y su primer amor... "Ingvar".

Me llamó mucho la atención cómo esta magnífica autora me hizo entender al personaje a un grado indescriptible; en determinado momento de la historia, sentí como si yo fuese Séptimo y es menester mencionar que sin duda alguna, nos sentiremos identificados en algún momento.

El rechazo hacia sí mismo por su condición de homosexual y todo lo que tiene que pasar para lograr aceptarse tal cuál, es sin dudar, lo que más me llegó a tocar la fibra sensible de esta historia.

Ahora, me resulta difícil no hacer spoiler pero, creo que después de leer esta obra un sinfín de veces, ahora puedo decir que me he metido en la piel de cada uno de los personajes y, sinceramente, todos y cada uno de ellos son entrañables y sumamente originales.

Debo confesar que este es el primer libro en el cual el personaje principal me robó el corazón por su naturaleza sincera y su alma atormentada. Siempre me pasa que termino enamorándome de algún personaje secundario, pero Eleanor supo manejar a la perfección la historia y dejó en claro que el de los pantalones es Séptimo.

Los cuerpos magnéticos habla de los temores que todos sentimos en determinado momento de nuestras vidas, del amor primero y de las ilusiones que a veces se alejan como balsas en el oscuro y profundo océano de la vida; sin siquiera dejarnos ir a por ellas y recuperar nuestros sueños. Pero, ¿y si me hubiese atrevido? ¿Si hubiese dejado los miedos atrás, sobre la superficie sobria?

El "hubiera" no existe; dicen por ahí. Pero a veces uno debe pasar por los caminos escabrosos y espinarse hasta el alma para comprender los posteriores porqués que se nos manifiestan como lecciones bien o mal aprendidas.

En los cuerpos magnéticos, obra con contenido sexual explícito y con escenas eróticas narradas con una perfección inigualable, seremos testigos de los más bajos instintos de un hombre común y corriente, pero, que debido a la época y a su crianza religiosa, se ve atormentando constantemente ante su negativa de aceptarse a sí mismo tal y como su amante lo hizo. Ingvar, mejor amigo y amante de Séptimo, nos muestra la otra cara de aquella realidad que sumerge entre delirios a nuestro protagonista; en él podemos encontrar a un joven sumamente centrado y con una autoestima envidiable. Otro personaje que a mi ver merecía un papel más extenso en cuanto a su participación en la obra. (Mi despiadada crítica, xD). 



Continúa AQUÍ.






Nada más por hoy. Que paséis un estupendo sábado 💙


Comentarios

Entradas populares